Terrarios

Un buen hábitat es la base del bienestar. Por ello, los terrarios para reptiles son fundamentales para que estas mascotas tan especiales vivan en las condiciones ambientales perfectas y se sientan como en casa.

El terrario es normalmente un espacio acristalado con estructura de aluminio o plástico duro, cerrado pero aireado, donde poder recrear los niveles de temperatura y humedad a que están acostumbrados por naturaleza. Cómo no, cuenta con puerta frontal o superior, de fácil apertura para poder introducir y sacar al reptil de manera sencilla. Su espacio interior es siempre lo suficientemente amplio como para poder disponer refugios, plantas y otros elementos decorativos como rocas.

Muchos de estos terrarios pueden convertirse al mismo tiempo en acuaterrarios, es decir, en un espacio mixto: terrestre y acuático, ideal para reptiles de agua como tortugas. Las medidas y el formato de cada uno pueden variar, pero normalmente son de base cuadrada o rectangular, estos últimos más propicios para iguanas, por la longitud de su cola.

Los terrarios no solo son el hábitat más adecuado para los reptiles, sino que al mismo tiempo son un elemento que da vida y estilo a una estancia. Y además, facilitan una visión perfecta del animal, pues son acristalados por todos sus lados. 

Ver más Ver menos
Encontrados 6 productos 6 productos
Encontrados 6 productos 6 productos