Jaulas para roedores

Jaulas para roedores

Las jaulas para roedores son imprescindibles para una convivencia segura en casa. Tu mascota la aceptará pronto como su hábitat propio, donde ‘animalear’ y realizar las actividades básicas de su vida cotidiana, principalmente comer y jugar.

Por tamaño y por movimientos, cada especie tiene unas necesidades diferentes, de modo que las jaulas para roedores deben adaptarse a ellas. Los conejos y las cobayas requieren unas jaulas más grandes: una longitud de 70 cm aproximadamente podría ser suficiente. Además de esto, en estas especies no trepadoras son muy útiles los parques, de dimensiones aún más grandes y que les servirán para tener mayor libertad de movimientos en diferentes lugares.

Por su parte, los hámster y los jerbos no necesitan tanto espacio: 50 cm de largo podría estar bien para ellos, aunque sí es conveniente que dispongan de ruedas o rampas para poder realizar ejercicio físico, que les entretiene y les mantiene en forma.

En el caso de las ardillas y las chinchillas, lo recomendable es que sean más altas de lo habitual, de entre 50 cm y 70 cm más o menos, con peldaños para que puedan trepar a su antojo y ruedas en las que poder demostrar su gran agilidad.

Ver más Ver menos