Parque para roedores

Sacar a tu pequeña mascota de la jaula no tiene por qué ser un quebradero de cabeza, al menos si tienes un parque para roedores. Este original recinto es una solución intermedia entre la jaula y la libertad: el parque no está completamente cerrado, pero sí delimitado, es decir, cuenta con una pequeña valla a lo largo todo el perímetro que impide que tu roedor se escape.

Su gran ventaja es que las dimensiones de su superficie interior son considerablemente mayores que las de la jaula, por lo que tu roedor se sentirá más libre en estos parques. Además, puede situarse en cualquier superficie lisa, sea interior o exterior: el salón de casa, el jardín, una pradera…

Su vallado normalmente es metálico y sobre él se pueden disponer bebederos, comederos y otros accesorios. Está indicado para roedores no trepadores, pues una ardilla, por ejemplo, podría superar la valla con facilidad.

Ver más Ver menos
Encontrados 5 productos 5 productos
Encontrados 5 productos 5 productos