Cómo cuidar a una gata embarazada

Animalear

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4,67 out of 5)
Cargando...

cuidar-gata-embarazada

Una gata embarazada no necesita grandes cuidados para que su gestación llegue a buen puerto: por naturaleza, está preparada física y mentalmente para que así sea. Puedes ayudar a que se sienta mejor durante ese tiempo y, sobre todo, preparar el terreno para el momento posterior del parto. Aquí te damos algunos consejos para cuidar a tu mascota en este período tan trascendental.

Elige un buen pienso para gatos: ¿Qué debe comer una gata embarazada?

La dieta que debe llevar una gata embarazada tiene una diferencia sustancial con respecto a una gata normal: puede (y debe) ser ligeramente más rica en calorías, precisamente porque su gasto aumenta como consecuencia de la gestación. Además, es interesante que adquiera una pequeña reserva de grasa para la producción de leche tras el parto, pues durante el periodo de lactancia les resulta más costoso transformar alimento en leche para gatitos.

En este sentido, Animalear.com tiene diferentes soluciones de alimentación para este tipo de gatitas. Tanto piensos con mayor componente calórico como comida húmeda, que ya de por sí tiene una proporción mayor de calorías. También encontraras piensos que se incluyen en una dieta veterinaria y que son especiales tanto para tu gata como para sus futuros cachorros. Recomendamos optar por la comida de alta gama para este período de gestación.

Camas para gatos, su refugio

Las camas para gatos son también un aspecto a tener muy en cuenta. Lo ideal es proporcionar a tu gata un espacio de descanso y plena comodidad, pues a buen seguro se convertirá en su nido: el lugar elegido por ella para parir. En nuestro catálogo también encontrarás numerosos modelos, muy acolchados y cálidos.

En cualquier caso, tan importante como la cama es su ubicación. Por un lado, deberá situarse en un lugar en el que pueda gozar de tranquilidad. De lo contrario, ella misma buscará un lugar apartado y donde se sienta segura para traer los gatitos al mundo. Y por otro lado, deberá estar libre de corrientes de aire que puedan molestarla o influir en su salud.

Vitaminas para gatos y visita al veterinario

Cuando el embarazo sea evidente, te recomendamos acudir a un veterinario para un chequeo. Le harán una revisión general y probablemente una analítica para comprobar cómo está evolucionando. También calculará una fecha probable de parto y te dará indicaciones de gran valor.

Deberás visitarle con la periodicidad que te indique, pues debe evaluar entre otras cosas la necesidad de suministrar suplementos o vitaminas en forma de snacks para gatos como complemento a su dieta. Y por supuesto, deberás estar en contacto con él en los días cercanos al parto, especialmente si hay algún detalle no esperado el día que rompa aguas.

Una dosis extra de cariño

Lo que más agradece una gata preñada es una dosis extra de cariño. Es un animal con sensibilidad y le encantará que estés más cerca de ella en estos momentos, con caricias y palabras aún más agradables de lo habitual. También valorará que juegues con ella, algo que no debes abandonar durante el periodo de embarazo. Eso sí: evita juegos bruscos y no hagas nada que puede resultarle molesto en la zona del vientre.

Como ocurre en cualquier embarazo, no solo nos debemos centrar en la mamá sino también en los futuros hijitos. Es decir, es el momento de pensar en los futuros gatitos que llegarán a casa. Al principio, verás que prácticamente no se separarán de su madre, pues tienen total dependencia de ella, especialmente en la dieta: solo necesitarán amamantarse de ella. Sin embargo, no está de más ser previsores y tener a mano leche maternizada, que los mininos podrán tomar desde sus primeras semanas de vida hasta el destete, y que se suelen vender con biberón y tetinas.

31 octubre, 2017 | 0 comentario(s)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4,67 out of 5)
Cargando...
¡Valora este consejo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *