Preparando la casa para la llegada de un cachorro

Fotos y vídeos de gatos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...

Llegada-cachorro-Animalear Si estás esperando la llegada de uno o más perros cachorros, ¡enhorabuena! Puede que ya tengas experiencia en ello y sepas la tarea que se avecina, que harás con mucho placer. Pero si se trata de una situación nueva, los consejos de este artículo te serán muy útiles. Te ayudamos a preparar la casa para el nuevo huésped y, en general, a tener todo listo para que a tu pequeño amigo peludo no le falte de nada.

Lo primero, la alimentación

Como hacemos a menudo en los artículos de nuestro blog, empezamos por el tema básico: la alimentación. En este caso, la comida para cachorros, que será muy diferente en función de la edad que tenga el nuevo miembro de la familia. Si se trata de una cría de tu propia perra, al principio es fácil: durante las primeras semanas solo succionará leche materna. Pero tras el destete, que es precisamente el momento habitual en el que un cachorro cambia de hogar, habrá que proporcionarle comida sustitutiva. Se produce de forma progresiva a partir de las cuatro semanas, que coincide con la aparición de los primeros dientes. Es por ello que deberás seguir ofreciéndole leche especial para cachorros, con la ayuda de biberones si así lo deseas, pero también tendrás que proporcionarle poco a poco pienso para cachorros, humedecido si hace falta para que le sea más fácil de ingerir. Con el paso de las semanas, la leche y el humedecimiento desaparecerá.

Consejos de limpieza e higiene para la casa

Otro de los aspectos fundamentales ante la llegada de un cachorro es la limpieza de la casa, especialmente en lo que se refiere a sus necesidades biológicas. Y es que, por razones obvias, tu pequeño cachorro no puede salir a la calle durante sus primeras semanas de vida: por un lado, sus defensas aún no están preparadas para el mundo exterior, y por otro, aún no sabría aguantarse hasta salir afuera. Por ello, te tocará armarte de paciencia y tener siempre un cubo y una fregona a mano. Algunos dueños, para contener la mancha inicial, ponen papel de periódico en los espacios habituales del cachorro. También puedes recurrir a los aceites educativos, sprays repelentes o lociones atrayentes, eligiendo así el lugar de preferencia para las necesidades de tu pequeño amigo.

El juego, ahora en casa

Mientras no tenga las vacunas y las defensas adecuadas para salir a la calle, tu cachorro tendrá que jugar en casa. Porque el juego, en realidad, no solo debe considerarse un pasatiempo sino también una necesidad que le ayudará a estar más feliz e incluso a mejorar determinados aspectos de su salud. Por ello, deberás proporcionarle juguetes para cachorros, adaptados a su edad y particularidades. Y como podrás comprobar, la mayoría son juguetes de morder, pues es lo que más le apetecerá ahora a tu pequeño perro.

Protege tu casa de sus incipientes dientes

No obstante, aunque le proporciones todos los juguetes mordedores de nuestra tienda, tu cachorro seguirá sintiendo la necesidad de morder. Sus incipientes dientes se lo piden. Por ello, si quieres conservar en buen estado el mobiliario de tu casa, te aconsejamos que lo protejas: patas de las sillas y mesas, cables, mesita de salón… Y lo mismo con zapatos, zapatillas y cualquier objeto que pueda estar a su altura. Para ello, también puedes ayudarte de lociones repelentes o antimordeduras.

El descanso de tu nuevo amigo

Y para terminar, el descanso. Es lógico que este ‘pequeño cachorro casi peluche’ despierte ternura. Pero acostumbrarle a que duerma en tu cama no es una buena idea. Primero, por lo mencionado más arriba con respecto a sus necesidades biológicas. Y segundo, porque se acabará acostumbrando a ello. Por tanto, será mejor que ya desde sus primeras semanas de vida se acostumbre a dormir en una cama para cachorro, como cualquiera de las que encontrarás en nuestra tienda online.

25 abril, 2017 | 0 comentario(s)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
¡Valora este consejo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *